¡A comer más frutas!

Abril 10, 2019

Las frutas son alimentos ricos en nutrientes y vitaminas naturales para nuestro cuerpo, pero consumirlas con la frecuencia que debe ser no es siempre una tarea fácil para todos. Sin embargo son varias las presentaciones en que podemos prepararlas para llevar a todas partes y disfrutarlas a cualquier hora del día. 

Ellas tienen una particularidad y es que su origen natural las ha condicionado a soportar las diferentes condiciones climáticas según el lugar del que procedan, esto es gracias a sus propiedades protectoras y antioxidantes, las mismas que cuidan de la composición de la fruta cuando la usamos para el consumo humano. A continuación algunos de sus más importantes beneficios:

  • Aportan una gran variedad de vitaminas y minerales, especialmente la vitamina C que la podemos encontrar en cítricos como el kiwi, el mango, la papaya, la piña, las fresas, la sandía o el melón.

  • Hidratan el organismo por su alto contenido de agua, por ejemplo: las manzanas,la papaya, el melón o la sandía.

  • Ayudan al correcto funcionamiento del aparato digestivo ya que contienen diversos nutrientes que aceleran y aportan gran cantidad de fibras insolubles al organismo. Por ejemplo, para agilizar el tránsito intestinal cuando se sufre de estreñimiento se recomienda comer ciruelas, estas tienen un leve efecto laxante y favorece la retención de agua en los intestinos hasta terminar el proceso de formación de las heces.

  • Aportan fibras vegetales solubles que se encargan de proteger la mucosa digestiva y evitar la acidez o la gastritis, reduciendo también los niveles de colesterol y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares como la aterosclerosis.

Es importante aclarar que en las frutas se encuentra también cierto aporte calórico al cuerpo, debido a que entre sus componentes está el azúcar, sin embargo ese aporte varía en cada una y debe ser comparado con otros alimentos dependiendo la dieta que le sea establecida por su médico tratante.

Se recomienda también consumirlas crudas, es decir sin ninguna manipulación anterior, para asegurar la ingesta máxima de vitaminas. Y la ración diaria recomendada es de 3 a 4 piezas diarias y esta permitirá cubrir los requerimientos diarios de vitaminas y minerales que el cuerpo necesita.

¡Importante! No abusar de su consumo, la dieta debe balancearse con el consumo de otros alimentos que la complementen.