Cáncer de seno, se puede detectar a tiempo

Octubre 16, 2019

El cáncer de seno se origina cuando las células mamarias comienzan a crecer sin control formando un tumor que a menudo se puede observar en una radiografía o se puede palpar como una masa o bulto. Esta enfermedad se da en gran parte en las mujeres, sin embargo en los hombres también se puede desarrollar.

Es importante tener en cuenta que no todo bulto que se palpa es indicio de cáncer, este puede ser benigno, en cualquier caso se debe hacer un chequeo médico para revisar el tratamiento a seguir y descartar completamente la posible aparición del cáncer.

Según la Liga contra el cáncer, en Colombia cada año más de 13.000 mujeres desarrollan cáncer de seno y mueren al rededor de 3.700, una cifra alarmante por la cual de manera constante se hace la invitación a la población femenina a estar pendiente de cualquier síntoma o cambio en su cuerpo, la detección temprana es clave para evitar un desenlace fatal.

Si bien los factores de riesgo son varios, los cuidados que cada mujer debe llevar con su cuerpo a lo largo de su vida son claves en la disminución de posibilidades de padecer esta enfermedad, por eso entre las recomendaciones están: realizar actividad física regularmente, evitar el tabaquismo y el exceso de alcohol, controlar el desarrollo de las etapas de gestación después de los 35 años, el tiempo que dura la lactancia y cuidarse de no presentar sobrepeso en especial en edad adulta.

 

Autoexamen de mamas, aprenda a detectar el cáncer de seno

El autoexamen consiste en una revisión exhaustiva que se puede realizar cualquier mujer sin ayuda de un especialista y que ayuda de manera significativa a detectar facílmente aquellas anomalías en la estructura muscular de los senos.

El momento adecuado para hacerse el autoexamen es de 3 a 5 días después del inicio del periodo menstrual, siguiendo estos sencillos pasos:

1. Colóquese frente a un espejo, gire el tronco hacia la derecha y hacia la izquierda un par de veces e inspeccione ambos senos en busca de hoyuelos, desviaciones del pezón o descamación de la piel alrededor del pezón (areola).

2. Ponga las manos detrás de la cabeza y haga presión, mueva los codos hacia arriba, hacia adelante y fíjese si aparecen hundimientos o abultamientos en cualquier parte del seno.

3. Con el mismo fin coloque las manos sobre la cadera, presione hacia abajo y hacia adentro.

4. Levante el brazo izquierdo y con la mano derecha examine su seno izquierdo delizando los dedos de la mano en forma circular alrededor de todo el seno. No olvide palpar también el pezón, la areola y la axila. Realice el mismo procedimiento en el seno derecho, ahora examinándose con la mano izquierda.

5. Exprima suavemente los pezones entre los dedos índice y pulgar, si detecta alguna secreción en alguno de sus senos acuda al médico inmediatamente.

6. Finalmente, colóquese boca arriba con una almohada o toalla doblada debajo de su hombro. Levante el brazo y colóquelo sobre la cabeza. Esta posición distribuye el tejido mamario y permite detectar mejor las lesiones tumorales pequeñas. Con la mano derecha palpe el seno izquierdo y viceversa.

 

Para más información puede visitar los siguientes enlaces:

https://www.ligacontraelcancer.com.co/prevencion-y-control-cancer-de-seno/#

https://www.youtube.com/watch?v=1srlCbslIBU