Recomendaciones para el manejo del estrés en niños

Mayo 20, 2020

Teniendo en cuenta que las medidas de aislamiento físico continuarán por otro periodo de tiempo y que los niños como población de mayor riesgo deberán seguir en confinamiento, es importante que los padres y cuidadores estén atentos al manejo del estrés que esto puede estar provocando en los menores.

Cada niño expresa sus emociones de manera diferente y las maneja según lo que identifique en el comportamiento de sus padres, recordemos que desde muy temprana edad ellos replican todo lo que ven, de allí que el ejemplo de los padres es clave. Por ejemplo: si el niño evidencia que sus padres gritan como consecuencia del estrés, ellos muy probablemente harán lo mismo.

 

¿Cómo identificar si el niño siente estrés?

Preste atención a los comportamientos del niño que habitualmente no son comunes, como pueden ser: come más o come menos, duerme más de lo normal o menos, está siendo desobediente, parece irritable o desafiante e incluso las formas en que juega y las temáticas usa en la dinámica del juego.

En el caso de los niños que ya son capaces de expresar directamente lo que están sientiendo, escuchelos atentamente.

 

¿Qué estrategias usar para manejar ese estrés?

 

  • Según la edad del niño se recomienda estimularlos a traves del juego o los dibujos de manera que exprese a su manera y usar la historia que se va dando a lo largo del momento para preguntarle cómo se siente, qué quisiera hacer para sentirse mejor e incluso resolver sus dudas sobre la situación actual mediante un dialogo tranquilo.

 

  • ¡Hora de un cuento! Varias organizaciones como la OMS han diseñado cuentos y material educativo para los niños que explican la emergencia actual por COVID-19, brindando a los padres herramientas didácticas para tratar este tema con información clara que no se basa en el miedo. Encuentre aquí el cuento "Mi héroe eres tú".

 

  • También es importante aclararle a los niños que las medidas de prevención ayudan a minimizar el riesgo de contagio y que si alguién de la casa resulta contagiado no significa que va a morir inmediatamente, sino que es una enfermedad que requiere unos cuidados específicos y que si entre todos se cuidan saldrán adelante.

 

  • Es clave destinar un tiempo para la distracción de los niños, los padres pueden convocar de manera virtual un encuentro para que los niños se comuniquen con sus amigos, permitiendo que lo hagan bajo sus propios modos, por ejemplo: que se muestren sus juguetes favoritos. Este debe ser un espacio que les permita saber de sus amigos en un entorno diferente al de la clase virtual.

 

  • Y finalmente procurar que durante el confinamiento los niños estén siempre con los mismos cuidadores (padres, abuelos u otros).

 

Hay que mantener el aislamiento físico pero con contacto social”.

 

Este artículo contó con la asesoría del Dr. Diego Fonseca, psiquiatra de la Clínica Shaio.