¡Es hora de jugar y de ejercitarse!

Julio 01, 2020

Durante el confinamiento los niños se han visto afectados en la realización de actividades que les permitían ejercitarse, están más expuestos a pantallas (computador o televisión) y esto ha aumentado también sus niveles de estrés.

Sin embargo en casa y en familia podemos motivarlos para ejercitarse mediante el juego, recordemos que este les permite ser creativos y activos. En el caso de los niños de 3 a 5 años es importante apoyar su estimulación cerebral mediante el movimiento, por eso juegos como saltar la cuerda, las escondidas, carreras cortas, patear el balón, bailar rondas infantiles, entre otras, son de gran ayuda para su desarrollo físico.

Los niños de 6 a 12 años deben hacer una hora diaria de ejercicios que puede repartirse en diferentes momentos del día con actividades de baile, aeróbicos, etc; importante que sean siempre con el acompañamiento de sus padres o adultos a cargo. Recordemos que en esta etapa de la vida ejercitarse estimula el sistema inmune, disminuye el estrés y mejora la salud cardiovascular.

 

Ejercitarse y alimentarse sanamente

La actividad física debe estar siempre acompañada de un alimentación saludable que contribuya a los resultados del esfuerzo físico, por eso en los niños según su etapa de vida se les debe aumentar el consumo de frutas y verduras ya que son ricas en vitaminas A y C que ayudan a combatir las infecciones, estas pueden ser consumidas en cinco porciones al día según el gusto del niño.

Por lo menos tres veces por semana incluya en el menú legumbres (lenteja, fríjol o garbanzo), son ricas en hierro y contienen proteína de origen vegetal. Para las meriendas de los niños más grandes incluya quesos, frutas o frutos secos y evite el consumo de pastelería, paquetes o golosinas, e incentive en ellos el consumo de agua o la fruta entera, de manera que disminuya el riesgo de obesidad.

Jugar, ejercitarse y alimentarse en familia contribuye significativamente a generar hábitos de vida saludables desde muy pequeños, el ejemplo de los padres es clave en este proceso, por eso la invitación es a disfrutar de estos momentos haciendo a los niños participes y de estas actividades.

 

Este articulo contó con la asesoría de la Dra. Lina Robayo, pediatra de la Clínica Shaio.