Contenido: 

Me cuido para cuidarte es un programa que surge hace 2 años  con el fin de brindar a los cuidadores un espacio para ayudarlos a fortalecer el desarrollo de la tarea de cuidar con mayor sabiduría y conocimientos acerca del proceso, incluyendo entonces al cuidador como pilar fundamental del cuidado delpaciente sin desconocer su emocionalidad y salud mental. 

El programa consiste en rondas en los diferentes servicios de hospitalización,  dirigidas a los cuidadores de los pacientes de la  Fundación. Estas son guiadas por  psicólogas clínicas con el acompañamiento de una enfermera del Departamento de Calidad, con un enfoque psico-terapéutico en donde se abordan aspectos relacionados con quien es nuestro paciente; quienes son los cuidadores y sus funciones; emociones más frecuentes del cuidador; puntos clave para el cuidador; amor el mejor medicamento; comunicación paciente, familia y grupo médico; la sobrecarga del cuidador; entre otros. 

 

¿Quién es nuestro paciente?

Un ser humano con un componente  físico, mental, social y espiritual, quien en la actualidad enfrenta un proceso de pérdida de su salud afectando su rol social, calidad de vida y funcionalidad, por lo cual necesita del cuidado de un ser humano cercano. 

 

¿Quiénes son cuidadores?

Son personas con un componente  físico, mental, social y espiritual que generalmente no tienen  formación en el área de la salud, puede ser un familiar directo del paciente o alguien contratado por la familia. Independiente de ser hombre o mujer, debe ser una persona adulta, que pueda asumir una serie de responsabilidades, compromisos propios y del paciente como un derecho.

 

Funciones del cuidador

La labor del cuidador empieza desde el momento en el que se diagnostica la enfermedad al paciente; brindándole acompañamiento físico, emocional y espiritual, de acuerdo a las características y limitaciones que presenta el paciente. 

 

Asistir en:

  • La higiene del paciente y cuidados de la piel : brindando respeto, privacidad, intimidad y dignidad.
  • Alimentación: teniendo en cuenta los horarios, dieta y gustos del paciente. Realizando esta actividad con la paciencia necesaria.
  • Medicamentos:  cumpliendo  horarios y  dosis formulada.
  • Acompañamiento: citas, exámenes, controles, entre otros.
  • Favorecer:  espacios y ambientes adecuados en condición de limpieza y orden, brindando bienestar y confort  al paciente.
  • Empoderar al paciente:  en sus decisiones, autocuidado, fortalecer las  redes  de apoyo con la  familia y allegados.
  • Ser puente de comunicación: entre lo que el paciente quiere, siente y espera con su médico tratante y equipo que lo atiende.

 

Actividades: