¿Cómo vivir con un paciente con COVID-19 en casa?

Junio 24, 2020

En medio de esta emergencia muchas familias están conviviendo con pacientes que han sido diagnosticados como casos positivos de COVID-19, y al igual que en un centro hospitalario, es importante que adopten las medidas necesarias para cuidar de su familiar y del resto de los habitantes de la casa.

A continuación, compartimos unas recomendaciones para que durante la recuperación de su paciente se minimice al máximo el contagio a otros, y se haga una adecuada manipulación de los elementos de protección que obligatoriamente todos deben usar en casa.

 

  • Es indispensable que las personas que vivan con el paciente higienicen y laven sus manos cada 3 horas, y en las siguientes situaciones: antes y después de comer o preparar lo alimentos, después de tener contacto con el paciente o sus pertenencias.
  • Designe un único cuidador para evitar el contacto constante con los demás, este no debe ser menor de edad ni un adulto mayor, ya que son población de alto riesgo.
  • Todos los habitantes de la casa deben usar siempre tapabocas.
  • Mantenga todos los espacios de la casa limpios, desinfectados y ventilados. Vea aquí blog sobre limpieza. 
  • El paciente debe consumir sus alimentos preferiblemente con el mismo juego de loza siempre y en su habitación.
  • No reciba visitas hasta que estén completamente seguros que ya no hay riesgo de contagio.
  • Provea al paciente de objetos de uso exclusivo como son: productos de aseo, ropa, tendidos de cama, etc. Y ubique una habitación solo para este, disponga de su ropa en una canasta con tapa y no la mezcle con la de los demás.
  • Si deben compartir el baño, el paciente debe limpiar y desinfectar las superficies que se tocan con frecuencia dentro del baño luego de cada uso. Si no es posible, la persona encargada de limpiar debe ventilar el área abriendo puerta y ventanas antes de entrar, siempre usando tapabocas.
  • Use guantes al tocar o tener contacto con sangre, deposiciones o fluidos corporales como saliva, moco, vómito y orina del paciente. Bote los guantes en un cesto de basura dentro de una bolsa y lávese las manos de inmediato.

 

Recuerde que entre todos nos cuidamos, tener al paciente en casa no debe generar pánico, es un proceso de recuperación y del compromiso de todos depende que sea exitoso.