¿Cómo diferenciar la tristeza de la depresión?

Diciembre 11, 2019

Existen síntomas emocionales de la tristeza que son adaptativos y generados por ciertas circunstancias de la vida como la ruptura de una relación, un inconveniente familiar o la pérdida de un objeto valioso; sin embargo, a veces confundimos este tipo de emociones con los síntomas de la depresión, un trastorno emocional que impacta significativamente la salud mental.

Así pues, es importante aprender a identificar cuándo una persona está triste o por el contrario padece una depresión, que requiere de una evaluación completa y probablemente un tratamiento entre psicología y psiquiatría.

A continuación algunas de las diferencias:

 

 

Tristeza

  • No afecta la funcionalidad de la persona; es decir, no obstruye las responsabilidades diarias como el trabajo y tampoco las relaciones de pareja ni sociales.

  • Dependiendo de la situación puede ser un sentimiento de una duración corta o un poco más prolongada, pero no se extiende por demasiado tiempo.

  • La persona que está triste no deja de dormir, comer y aunque puede ser que sienta deseos de llorar un día, al otro ya se siente mucho mejor.

  • Hay una situación que lo amerita, por lo que es necesario para poder generar un equilibrio mental.

  • Quien está triste puede compartir este sentimiento con sus allegados y apoyarse en ellos para sentirse mejor.

Depresión

  • Se alteran todas las dimensiones y funcionalidad de la persona en el trabajo, la familia, las relaciones sociales y de pareja.

  • No es una estado pasajero, puede prolongarse por un período de tiempo largo.

  • Se presentan alteraciones del sueño, del apetito, genera pérdida de interés y un genio cambiante; a veces la persona estará bien, a veces de mal genio y en ocasiones frustrada por asuntos de poca importancia.

  • La persona se siente muy mal emocionalmente y llora con bastante frecuencia sin que exista una razón para ello: no ha perdido su trabajo, no presenta problemas físicos, su relación está en un buen momento y no ha perdido ningún familiar.

  • Quien padece depresión tiene problemas para comunicarse y explicar a otros qué es lo que siente, por lo que cree que no encaja en ninguna parte y opta por el aislamiento.

 

En casos en los que la persona atraviesa por una situación muy fuerte puede comenzar teniendo un sentimiento de tristeza, que si después de un tiempo es parte predominante de la cotidianidad puede pasar a ser un estado de depresión, por el que es recomendable solicitar ayuda psicológica.

 

Este artículo contó con la asesoría de Ángela Romero, coordinadora de Psicología de la Clínica Shaio.