Colangiografía retrograda endoscópica

La colangiografía retrógrada endoscópica o CPRE es un procedimiento especializado que se emplea para estudiar los conductos del hígado y el páncreas. Durante la CPRE, el médico inserta un endoscopio a través de la boca, avanzándolo al esófago y el estómago hasta el interior del duodeno (primera parte del intestino delgado). El endoscopio es un tubo delgado y flexible que permite al médico observar el interior de las vías digestivas, una vez que el médico visualiza el orificio común de desembocadura de los conductos biliar y pancreático, pasa un estrecho tubo plástico llamado catéter por medio del endoscopio, hasta llegar al interior de los conductos, esto permite inyectar una sustancia de contraste en los conductos, para proceder a tomar radiografías y evaluar su estructura.

¿Cuáles son los preparativos necesarios?

Antes del procedimiento, el paciente debe ayunar al menos 6 horas para garantizar que el estómago esté vacío. Debes informar al médico sobre los medicamentos que tomas regularmente, así como sobre cualquier alergia que puedas tener a los medicamentos. Además, no olvides mencionar a tu médico si padeces de enfermedades cardíacas o pulmonares, si has tenido alguna cirugía en el abdomen previamente o si estás o podrías estar en riesgo de embarazo.

¿Qué puedo esperar durante la CPRE?

Es posible que el médico le suministre un anestésico local en la garganta o te dé un sedante. Debes estar recostado sobre el costado izquierdo en una mesa de rayos X, el médico le inserta el endoscopio a través de la boca, hasta llegar al interior del duodeno. El instrumento no interfiere con la respiración pero es posible que tengas una sensación de distensión debido al aire que es introducido a través del instrumento.

¿Qué puedo esperar después de la CPRE?

Si te sometes a una CPRE en forma ambulatoria, serás observado para descartar complicaciones hasta que la mayoría de los efectos de la medicación hayan desaparecido. Es posible que experimente distensión del abdomen o evacuación de gases debido al aire introducido durante el examen; a menos que se te indique lo contrario podrás reiniciar tu dieta habitual. Debido a los sedantes utilizados durante el examen, alguna persona debe acompañarte a tu casa, pues aunque te sientas bien después del procedimiento, tu criterio y tus reflejos pueden quedar afectados por el resto del día.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de la CPRE?

La CPRE es un procedimiento bien tolerado cuando es efectuado por médicos especialmente capacitados y con experiencia en la técnica. Si bien pueden producirse complicaciones que requieran una hospitalización posterior, estas son poco frecuentes. Las complicaciones pueden incluir pancreatitis (inflamación del páncreas), infecciones, perforación y sangrado intestinal. Algunos pacientes pueden presentar una reacción adversa al sedante utilizado.

Los riesgos varían según el motivo por el cual se realice la prueba, lo que se encuentre durante el procedimiento, la intervención terapéutica que se lleva a cabo y el hecho de que un paciente tenga o no problemas de salud importantes. Los pacientes que son sometidos a una CPRE terapéutica, por ejemplo para extraer cálculos, enfrentan un mayor riesgo de complicaciones que los pacientes que se realizan un a CPRE con fines de diagnóstico.  Antes de efectuar la prueba, el médico analizará la probabilidad de compilaciones en su caso particular.

AVISO IMPORTANTE:

La información anterior sólo tiene como fin ofrecer una orientación general y no constituye una base definitiva para ningún diagnóstico o tratamiento en un caso particular.  Es muy importante que consultes a tu médico sobre tu condición específica.

Entrega de resultados:

El resultado de los exámenes endoscópicos es entregado aproximadamente 30 minutos después de realizado, puedes reclamarlo en la recepción del servicio o personalmente por el especialista que practicó el examen. En caso de que se tomen biopsias o se extirpen lesiones, los resultados se entregarán de acuerdo al tiempo dado por el laboratorio.