Hablemos de la hepatitis

Julio 17, 2019

Nuestra especialista la Dra. Janeth Suarez del servicio de Trasplante y Cirugía Hepatobiliar de la Clínica Shaio, responde las preguntas más frecuentes sobre esta enfermedad.

 

¿Qué es la hepatitis?

Es la inflamación del hígado, sus causas pueden ser virales, principalmente por el virus A, B, C, D o E; también por el consumo de algunos medicamentos, o como consecuencia de enfermedades inmunológicas, bacterianas, virales y sistémicas como por ejemplo la falla cardíaca.

 

¿Cuáles son los tipos de hepatitis?

- Las hepatitis virales se clasifican de acuerdo al virus que la produce, la más frecuente es la A que se da  mayormente en niños y en adultos, en esta el 60% de los casos en asintomática.

- La hepatitis B en nuestro medio se produce más frecuentemente por contacto sexual, mientras que en EE.UU. es más común por el uso de inyección de drogas ilícitas y compartir agujas.

- La hepatitis C se sospecha sobre todo en personas que fueron transfundidas, trasplantadas o requirieron algún componente sanguíneo antes de 1996.

- La hepatitis D solo se produce en pacientes que ya tuvieron la tipo B.

 

¿Cuáles son los síntomas?

El paciente empieza a presentar un tono amarillo en la piel, pérdida de fuerza, dolor de cabeza o diarrea.

Sin embargo la mayoría de las veces es asintomática por lo que es difícil detectarla; excepto cuando hay un compromiso importante del hígado que se manifiesta con síntomas como elevación de los niveles de bilirrubina, entonces el paciente nota que su piel se torna amarilla, que tiene la orina muy oscura y un dolor constante en el lado superior derecho del abdomen.

 

¿Se recomienda alguna restricción en la alimentación?

La alimentación no influye en absolutamente nada, a menos que sea una persona en hospitalización porque está descompensada.

Es importante aclarar que en nuestro medio es más común desarrollar esta enfermedad por el consumo de medicamentos, no solo por virus, también por productos alternativos y en general por toxicidad. Se recomienda leer las contraindicaciones de los fármacos y descartar que no esté padeciendo de alguna enfermedad sistémica.