¿Pensando en realizarse una cirugía bariátrica?

Agosto 06, 2020

En los pacientes con problemas de exceso de peso que ven en la cirugía bariátrica una opción para mejorar su salud y calidad de vida, es necesario hacer una valoración integral por especialistas en este campo que incluye diferentes aspectos, entre ellos un estudio de la parte antropométrica, que es la toma de medidas para saber cual es su composición corporal; determinar si es obesidad o sobrepeso, qué cantidad de grasa y de musculatura tiene, y cómo se encuentra distribuida la grasa, ya que algunos presentan acumulación a nivel abdominal y otros a nivel de caderas.

También se analizan los bioquímicos, es decir, si el paciente tiene alguna condición relacionada con los triglicéridos altos, hipertrigliceridemia o colesterol alterado; se tiene en cuenta la disponibilidad del paciente para hacer ejercicio, si lo puede hacer o tiene alguna limitación, y su nivel dietario, qué es lo que come, qué lo lleva a comer de determinada forma, sus horarios de alimentación, cómo el trabajo o su rutina diaria interfieren con lo que consume.

Como buena parte de los casos de exceso de peso son debidos a una ingesta mayor de las calorías que se consumen en actividades diarias y ejercicio, el abordaje nutricional se convierte en un pilar importante para deterrminar un plan individualizado según las necesidades dietarias de cada paciente, antes, durante y después de un procedimiento de cirugía bariátrica.

 

Aspectos nutricionales para tener en cuenta:

 

  • Previo a decidir si se realiza o no la cirugía bariátrica se evalúan criterios como por ejemplo: cuantas dietas hizo el paciente anteriormente, si fueron funcionales, si las hizo siguiendo al pie de la letra las instrucciones y si le ayudó realmente a lograr su objetivo de disminuir peso.

 

  • Cuando el paciente ha llegado a una cirugía bariátrica es porque ha cumplido ciertos criterios que lo condicionan a que se lleve a cabo ese tipo de procedimiento, y tiene claro que esta decisión cambiará completamente su plan nutricional, que va desde la preparación prequirúrgica hasta el posoperatorio.

 

  • Esta decisión debe tener una disponibilidad de cambio por parte del paciente, ya que puede implicar nuevos hábitos alimenticios y de vida para que la cirugía sea exitosa a largo plazo, y el paciente no haga un efecto rebote que lo vuelva a la condición de obesidad.

 

  • ¡Ojo! con las dietas milagrosas que eliminan radicalmente el consumo de harinas o de cualquier otro grupo alimenticio, recuerde que cuando se trata de bajar de peso se debe seguir una dieta que ayude a la pérdida de grasa y no de masa muscular, por eso es importante que estos procesos los haga siempre con el acompañamiento de un profesional idóneo.

 

La cirugía bariátrica ¡no es una cirugía milagrosa!, este procedimiento tiene varios aspectos a considerar por lo que en nuestra institución es una intervención multidisciplinaria en la que intervienen especialistas en cirugía, psicología, fisioterapia, nutrición, entre otros. Conozca nuestro programa de Clínica de Obesidad

 

Este artículo contó con la asesoría de Sindy Carolina Susa Torres, nutricionista de la Clínica Shaio.