¿Cómo ayuda la medicina nuclear al diagnóstico de enfermedades coronarias?

Julio 15, 2020

Los estudios de medicina nuclear enfocados a enfermedades coronarias contribuyen a detectar la enfermedad, pero además a fijar un pronóstico para catalogar la severidad de esta (alta, media o baja), ya que mediante las imágenes o escaneos obtenidos se puede detectar que extensión tiene, y que tan profunda es la anormalidad que se está presentando en la salud del paciente.

Estos estudios son un complemento a otros exámenes que el médico tratante puede utilizar para obtener una idea más precisa del diagnóstico del paciente y entonces determinar el tratamiento a seguir. Estos exámenes que desde sus diferentes características apoyan la revisión al paciente son por ejemplo: ecocardiograma (cardiología no Invasiva), arteriografía coronaria (hemodinamia), angiotomografía (radiología) entre otros.

El estudio de medicina nuclear más común para la enfermedad coronaria es el examen de perfusión miocárdica, en este se somete el corazón a un esfuerzo que puede ser físico, por ejemplo trotando, y en el punto máximo de actividad se inyecta al paciente un radiofarmaco para ver en las imágenes cómo es el flujo sanguínero hacia el músculo cardíaco. Cuando la persona no puede hacer actividad física por alguna limitación se usa un medicamento que reemplaza esta condición, e igualmente se inyectan los trazadores radioactivos.

En ambos casos el material de radiación es de vida media corta, y por la cantidad no genera daño en el cuerpo, permitiendo que estos estudios puedan realizarse al paciente varias veces a lo largo de su vida, sin ningún inconveniente.

Conozca nuestro servicio de Medicina Nuclear aquí.
 

Este artículo contó con la asesoría del Dr. Edgard Javier Rodriguez Ferro, médico nuclear de la Clínica Shaio.