Cirugía de corazón abierto: cuidados y riesgos

Abril 21, 2021

La cirugía de corazón abierto es un procedimiento quirúrgico, en el cual se entra a través del hueso esternón (el pecho), se separa esa apertura para explorar la cavidad mediastinal donde descansa el corazón, para llegar a la tela que lo recubre llamada pericardio, de manera que se pueda intervenir este órgano. No significa necesariamente que se abra el corazón.

Cuidados preoperatorio

Cuando el paciente va a ser sometido a cirugía de corazón abierto, el personal médico solicita una serie de exámenes de laboratorio y estudios como imágenes diagnósticas para revisar la función del hígado y renal, para revisar que no hayan enfermedades asociadas al corazón que requieran intervención en la cirugía.

Toda la preparación se hace con equipos de salud expertos en Cardiología, Cirugía Cardiovascular, Enfermería y Anestesiólogía, para poder evaluar adecuadamente cuales son las características de cada paciente y su enfermedad, de manera que se pueda tener controlado en lo posible los riesgos que puedan suceder durante la intervención.

En los pacientes diabéticos se debe llevar un control estricto de la glicemia en ayunas por debajo de 180 para evitar complicaciones, ya que se ha evidenciado que aumenta la mortalidad en los pacientes que son llevados con glucometrías no controladas por encima de 180.

 

Cuidados posoperatorio

Siempre que un paciente sale de cirugía de corazón abierto pasa a la Unidad Cuidado Intensivo, ya que existe un periodo crítico entre las 24 y las 72 horas donde pueden ocurrir diferentes eventos que se deben mantener controlados. Después de esto es llevado al servicio de Hospitalización y posteriormente enviado a casa con las siguientes recomendaciones:

  • Vigilancia estricta sobre la herida realizando lavados con agua y jabón para evitar las infecciones.

  • En los pacientes diabéticos realizar controles de la glicemia constantemente.

  • Llevar el control de la frecuencia cardíaca, presión arterial y ritmo cardíaco, de manera que no sean muy altos, esto será igualmente controlado con tratamiento farmacológico.

  • Verificar la buena función renal mediante el control de la orina.

  • El paciente debe iniciar una movilidad temprana ya que es muy importante hacer un acondicionamiento físico desde que sale de la UCI, esto se hace mediante las terapias con el servicio de Rehabilitación Cardíaca.

Si bien este procedimiento busca mejorar el estado de salud del paciente, no está exento de riesgos derivados de ser un procedimiento de alta complejidad, son de carácter individual dependiendo del estado clínico del paciente y las enfermedades asociadas a su corazón.

 

Riesgos durante la cirugía de corazón abierto

Los riesgos más comunes son:

  • Infecciones: el corazón es un sitio estéril que al exponerse al medio ambiente puede sufrir infecciones.

  • Sangrado: el corazón está compuesto por estructuras vasculares que llevan toda la sangre hacia el cuerpo, por lo que al intervenirse pueden haber complicaciones.

Otros riesgos que pueden presentarse son:

  • Fibrilación auricular: frecuencia cardíaca irregular y ocasionalmente rápida que suele provocar irrigación sanguínea deficiente.

  • Tromboembolismo pulmonar: afección en la que una o más arterias en los pulmones quedan obstruidas por un coágulo sanguíneo.

  • Eventos cerebrovasculares: al manipularse el corazón pueden generarse trombos o calcio que afectan directamente el cerebro.

También baja frecuencia cardíaca asociada a la intervención de este órgano. Todo estos riesgos se estipulan y están explicados en el consentimiento informado que se le entrega al paciente y a su familia antes de la cirugía.

 

Riesgos de no operarse

Cuando el paciente decide no operarse, la enfermedad va a seguir avanzando llevando al paciente a un desenlace fatal, el riesgo no puede ser medido en tiempo ya que no es posible determinar cuanto tiempo de vida más pueda tener.

Los pacientes que se someten a esta intervención deben hacer cambios en su estilo de vida, dejar de fumar, bajar de peso, si tiene alteraciones del colesterol o azúcar tener mayor control de ellos, deben esforzarse por hacer mejor las cosas ya que tienen una segunda oportunidad de vida. Igualmente el paciente contará siempre con un acompañamiento multidisciplinario por parte de la Clínica Shaio que garantice una recuperación exitosa.

 

Este artículo contó con la asesoría del Dr. Juan Parra, cirujano cardiovascular de la Clínica Shaio.