Relación de obesidad y enfermedad cardiovascular

Noviembre 11, 2020

La obesidad es una enfermedad crónica que ha alcanzado un estatus alarmante en la salud de millones de personas a nivel mundial, los malos hábitos alimenticios y el sedentarismo son los principales factores de riesgo para esta enfermedad, que además  no discrimina edad o género por lo que podemos encontrar niños en edades tempranas con claras evidencias de esta condición.

 

¿Cómo afecta la obesidad mi salud cardiovascular?

Esta enfermedad se caracteriza por la acumulación excesiva de grasa en el tejido adiposo del organismo que puede afectar gravemente al corazón, y es factor de riesgo para otras enfermedades crónicas, como son:

 

Hipertensión arterial

El exceso de grasa corporal contribuye a elevar la presión arterial, se ha comprobado que por cada 10 kilos de peso ganados se produce un incremento de la tensión arterial de unos 2-3 mm Hg.

Hipertensión leve: 140-159 mm Hg sistólica y 90-99 mm Hg diastólica.

Hipertensión media-grave:160-179 mm Hg sistólica y 100-109 mm Hg diastólica.

Hipertensión grave: >180 mm Hg sistólica y >110 mm Hg diastólica.

El control de la presión arterial puede complementarse mediante una dieta rica en frutas, verduras, hortalizas, cereales integrales, legumbres, lácteos desnatados, carne blanca, pescado azul, aceite de oliva y frutos secos. Evite al máximo el consumo de grasas saturadas, el exceso de sal y alcohol, y muy importante, realice actividad física según las recomendaciones de su médico.

 

Diabetes

Cuanto más elevado es el sobrepeso, más elevada es la cantidad de grasa en el organismo. De forma paralela, se da un aumento de la glucemia lo que provoca que el páncreas secrete mayor cantidad de insulina para contrarrestar, lo que provoca que la insulina llega al límite en que ya no puede regular la glucemia. Entonces se produce la hiperglucemia y en efecto la diabetes.  

 

Insuficiencia cardíaca

La obesidad causa anormalidades en la función diastólica y sistólica, en el caso de pacientes con insuficiencia cardíaca esta condición puede afectar gravemente su salud ya que es una afección en la cual el corazón ya no puede bombear sangre rica en oxígeno al resto del cuerpo de forma eficiente. Lo que trae como consecuencia ahogo, fatiga, hinchazón y edemas en piernas y tobillos, arritmias, retención de líquidos, entre otras.

La recomendación clave es prevenir a tiempo, por eso la invitación es a consultar con su médico tratante las recomendaciones nutricionales que apliquen, cambiar aquellos hábitos que estén afectando su salud y mover su cuerpo constantemente mediante actividad física moderada.