Bradicardia: ¿cuándo es normal y cuándo no?

Agosto 19, 2021

El corazón de un adulto en reposo normalmente tiene una frecuencia cardíaca de entre 60 a 100 latidos por minuto. La bradicardia es un descenso en la frecuencia cardíaca, el corazón late de forma lenta a menos de 60 latidos por minuto, esta disminución del ritmo cardíaco puede presentarse por circunstancias fisiológicas normales y no siempre implica enfermedad, sin embargo, hay casos en los que se manifiestan síntomas que pueden ser indicador de una enfermedad cardíaca e implicar manejo médico.

Cómo saber si la bradicardia es normal

Cuando dormimos o experimentamos un estado de reposo profundo nuestro corazón tiene un latido cardíaco lento, de menos de 50 por minuto, asimismo, los deportistas de alto rendimiento pueden tener una frecuencia cardíaca más baja, lo que se conoce como “corazón de atleta”. En estos casos, la bradicardia es normal y no se considera un problema de salud.

Cuándo puede indicar enfermedad

El ritmo cardíaco lento también puede estar asociado a síntomas como:

  • Mareo fuerte

  • Desaliento

  • Dificultad para respirar

  • Dolor de pecho

  • Desmayo (síncope)

Si se presentan estos síntomas, es importante acudir al médico para hacer un diagnóstico que permita determinar si la disminución del ritmo cardíaco se presenta por circunstancias naturales o si se debe a alguna enfermedad. Algunos de los problemas que pueden presentarse es la enfermedad del nodo sinusal o disfunción del nodo sinusal (donde comienzan los impulsos del corazón), la cual puede generar ritmos cardíacos irregulares.

La bradicardia también puede ocurrir cuando hay trastornos en el nodo AV (auriculoventricular), porque se va endureciendo esa zona y pueden presentarse bloqueos cardíacos en los que se muestra dificultad en la transmisión de las señales eléctricas de las aurículas a los ventrículos.

En algunos casos, la disfunción del nódulo sinusal y los bloqueos del nodo AV pueden requerir un marcapasos para que el corazón mantenga su ritmo normal.

Otra de las causas de un ritmo cardíaco lento pueden ser los medicamentos. Si el paciente se siente mal, una alternativa sería el cambio de medicinas por otras que no generen estos efectos.

Factores de riesgo

Uno de los principales factores de riesgo de bradicardia es la edad, se presenta con frecuencia en adultos mayores. El corazón puede deteriorarse por envejecimiento y las enfermedades cardíacas pueden asociarse con la bradicardia.

Diagnóstico

Cuando la persona tiene bradicardia, y está pálida, sudorosa y con la presión baja, es necesario acudir a su servicio de salud donde el médico evaluará qué puede estar generando esta sintomatología. Para esto la historia clínica y las preguntas al paciente durante la consulta son fundamentales, además de ello, acudir a ayudas diagnósticas como el electrocardiograma y test de holter (24 horas) que permitirán ver el funcionamiento del corazón.

En la Clínica Shaio contamos con el Instituto de Arritmias y Electrofisiología, conformado por un equipo humano de especialistas altamente entrenados, que brindan una atención segura y personalizada para el manejo de pacientes con bradicardia y otras alteraciones del ritmo cardíaco, mediante el diagnóstico y la implantación de dispositivos de monitoría y estimulación cardíaca. Para conocer más de nuestro servicio ingrese aquí:

Este artículo contó con la asesoría del Dr. Víctor Manuel Velasco, cardiólogo y electrofisiólogo de la Fundación Clínica Shaio.